¿Estoy utilizando la herramienta correcta?

“Si crees que un buen diseño es caro, debes considerar el costo del mal diseño,” RALF SPETH. 

Por años el diseño ha tenido que vivir y luchar contra los prejuicios de la sociedad de ser una labor “sencilla” donde solo se dibuja y se aprende de colores, siendo éste el error número uno.

Un diseñador requiere comprender la cultura y la diversidad que lo rodea, debe tener una visión propia del mundo, sobre todo en este contexto en donde tantos temas se conectan entre sí y las realidades a las cuales podemos acceder son de una amplia gama. Debemos cumplir varios roles como la observación, el entendimiento de cómo funciona el mundo, el análisis,  y lo más importante el uso de las herramientas correctas para generar un gran diseño.

¿Usarías un destornillador para fijar un clavo? La respuesta es no, ya que ciertas herramientas fueron creadas especialmente para realizar ciertas tareas. Lo mismo ocurre con algunas de las herramientas que hacen parte de Adobe Creative Cloud: Photoshop, Illustrator, InDesign y XD. 

Cada uno de estos softwares tiene un propósito. En Internet encontrarás cientos de artículos en línea que te enseñarán cómo hacer un libro electrónico con Photoshop, pero realmente lo ideal sería utilizar InDesign para realizar esta tarea, ya que es un programa diseñado con herramientas especiales de caracteres, alineación, páginas, márgenes, entre otros. 

Si eres un joven diseñador que inicia los primeros pasos en el diseño digital, este texto te ayudará montones. 

A continuación daremos un repaso por las herramientas mencionadas de Adobe Creative Cloud, sus características y usos específicos. 

Photoshop. Este es un software basado en píxeles. Es ideal para gifs animados, maquetas de productos o trabajos impresos, manipulación y edición de fotos (balance de color, brillo, saturación). No es un software aconsejable para trabajar artes que lleven mucho textos o logotipos. 

Illustrator. A diferencia de Photoshop, Illustrator es un programa basado en vectores, ideal para crear logotipos, ilustraciones, patrones, iconos e infografías. Un vector, es una imagen o gráfico que si se estira o se hace muy pequeño, no se desenfocará porque se basa en fórmulas matemáticas. Con Illustrator, puedes crear gráficos limpios sin importar la escala.

InDesign. InDesign juega bien con ambas piezas de software anteriores. 

Se recomienda utilizarlo para documentos con una extensión de texto mayor, como kits de medios, currículums, libros electrónicos, folletos, volantes, archivos de impresión y documentos de varias páginas. Piensa en InDesign, como el lugar donde reúnes las ilustraciones de Illustrator y los gráficos de Photoshop que has realizado previamente.

Adobe XD. Tu nuevo aliado si de diseño web se trata. Se lanzó en un estado bastante ligero, pero está empezando a alcanzar un nivel tan alto que le permite competir con las herramientas favoritos de diseñadores expertos en UX y UI. Es una herramienta muy rápida, con funciones sencillas y precisas, que cuenta con algunos kits de diseño listos para usar.

Una de sus principales ventajas es que admite algunas animaciones complejas en sus herramientas de creación de prototipos, lo cual es bueno si quieres presentar a tus usuarios un preview del producto final. Algo realmente importante, es que tiene una importación perfecta de otros productos de Adobe. 

Recuerda que para adquirir toda la suite o algún programa de los anteriores en específico, debes contar una licencia oficial, la cual se accede desde el sitio web oficial de Adobe. Hay diferentes vigencias, sea mensual, trimestral o anual. Incluso hay más softwares de creatividad que puedes seleccionar, pero lo recomendable, es arrancar con los primeros 4 que citamos. Son necesarios para explotar todo el talento creativo. 

Redactora: Johana Ricardo

Facebook
Instagram
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
0 0 0