Los-5-mayores-errores-de-Google-Ads-min

Los 5 mayores errores de una campaña de Google Ads

Los errores de Google Ads tienen un costo muy elevado.

Las malas prácticas o decisiones durante el uso de esta herramienta te impedirán que saques el máximo provecho de la poderosa red de Google a la hora de promocionar tu marca.

Para obtener un buen retorno de inversión, incrementar la autoridad digital y cumplir con determinados objetivos, es indispensable gestionar de la forma correcta este servicio, que brinda la posibilidad de colocar anuncios en las SERPs y en los más de 2 millones de sitios web contratados por este gestor de publicidad.

Entonces, ¿cómo impulsar una estrategia de Marketing Digital y el proceso de SEM a través de Google Ads? Sencillo: ¡no cometas los errores que explicaremos en las próximas líneas! 

¿Cuáles son los mayores errores en las campañas de Google Ads?

 

Los errores de Google Ads estás asociados con la falta de personalización, la omisión de detalles, malas estructuras y la gestión deficiente de las funcionalidades de las herramientas, entre otras cosas. Sin más preámbulos, a continuación explicaremos 5 de ellos.

1. Establecer objetivos genéricos e inalcanzables

Todo elemento que forme parte de una estrategia de publicidad y marketing debe estar acompañado de objetivos precisos, pues estos determinarán las tácticas y prácticas a emplear.

Uno de los errores más comunes en las campañas de Google Ads es trazar metas genéricas e inalcanzables.

Por ejemplo, un objetivo genérico sería colocar, simplemente, “generar conversiones”, sin especificar la cantidad de leads o clientes que se espera obtener y el tiempo para conseguirlo, entre otras cosas.

Mientras tanto, una meta inalcanzable es, sencillamente, irreal. Se trata de tener expectativas que no estén alineadas al alcance de la campaña y el punto de partida o posicionamiento actual de la marca.

Para no caer en estos errores de Google Ads, específicamente al trazar metas, es importante seguir el principio de los objetivos SMART.

De acuerdo a este concepto, los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables y realistas. Además, se tiene que establecer un lapso de tiempo para cumplir cada uno de ellos. 

2. No emplear listas de palabras clave negativas

Aunque parezca curioso, en Google Ads las palabras clave negativas son positivas. Gracias a ellas podrás optimizar el presupuesto y cualificar al público.

Para disfrutar de las potencialidades de esta herramienta de Google no pagarás por palabras clave, sino por los términos de búsqueda, así que conviene que estos sean específicos en la mayoría de los casos.

Las palabras clave negativas son aquellas que permiten centrarse en aspectos precisos, que resulten importantes para tus potenciales clientes.

Básicamente, ayudan a que los anuncios aparezcan a usuarios que realmente tengan interés por tus productos y servicios. De esta manera no obtendrás miles de clics “desperdiciados”, es decir, que no se traduzcan en oportunidades de venta.

Por ejemplo, si tienes una compañía de creación de identidad corporativa, no te conviene pujar por un término genérico, como “diseño”, pues así podrías aparecer en búsquedas como “diseño de modas”, “diseño arquitectónico” y “diseño de interiores”, que nada tienen que ver con tus servicios.

En cambio, si colocas algo como “diseño de identidad corporativa” en tu lista de palabras clave negativas, cualificarás al público que visualizará tus anuncios, acercándote a tu cliente ideal y, así, rentabilizando la campaña.

Con esto no queremos decir que los términos de concordancia amplia sean del todo malo, pues estos garantizan una mayor exposición en la web.

Simplemente, optar exclusivamente por estas hará que pagues mucho dinero por pocas oportunidades de venta.

3. No programar los anuncios

Uno de los errores de Google Adwords que suelen comprometer quienes “debutan” en esta herramienta es querer que los anuncios salgan a toda hora y todos los días.

La realidad es que una campaña siempre será más rentable si diriges las publicaciones a horas y periodos de tiempo específicos, en los cuales los clientes potenciales te busquen más y suelas generar conversiones.

Por supuesto, para programar los anuncios debes realizar un exhaustivo proceso de investigación con anterioridad, que te permita contar con datos sobre patrones de navegabilidad y búsqueda de los usuarios.

Por suerte, Google Ads también te ayudará a obtener información de interés. Dentro de la herramienta podrás acceder a datos específicos sobre cuándo hacen clics en tus anuncios y cuándo conviertes.

Tampoco está de más que obtengas información a través de herramientas y prácticas externas, para que luego las tengas en cuenta a la hora de gestionar tu campaña.

4. Olvidar las llamadas a la acción

Es importante que valores tus anuncios de Google Ads como escaparates de tiendas físicas, que los usuarios ven rápidamente, usualmente sin ingresar a las mismas.

Así como el exterior de una tienda debe contar con mensajes llamativos para motivar a entrar a las personas, un anuncio web tiene que incentivarlas a dar clic para acceder a la información y el mensaje que tienes para ellas.

Por esa razón, ¡nunca olvides las llamadas a la acción! Los famosos CTA (call to action) son indispensables para la efectividad de las publicaciones y las conversiones.

Se trata de mensajes y frases que invitan al usuario a realizar una acción positiva para el proceso de ventas, en este caso hacer clic en un anuncio publicitario.

Según las buenas prácticas, los CTA deben ser breves e imperativos. Además, es importante emplear la creatividad para despertar el interés del internauta.

Una práctica muy común y efectiva es despertar la curiosidad del usuario a través de llamadas que inviten a descubrir o enterarse de algo. 

5. No optimizar las landing pages

Una buena campaña de Google Ads reduce a un punto máximo el coste por clic (CPC). Para lograrlo no solo es necesario programar los anuncios y emplear listas de palabras clave negativas.

También es importante no cometer otro de los errores de Google Adwords: enlazar los anuncios a landing pages deficientes.

Y es que las páginas de aterrizajes deben valorarse como parte de las campañas dentro de esta herramienta de Google, así que no olvides optimizarlas.

Aunque tus anuncios estén dirigidos a los usuarios correctos y sean llamativos, de poco valdrá si luego las personas no disfrutan de una página intuitiva, atractiva e interesante.

Una landing page deficiente hará que los internautas simplemente hagan clic en la “X” y pierdas una excelente oportunidad de conversión.

Para ofrecer una buena página de aterrizaje, emplea pruebas A/B y sigue las prácticas recomendables de copywriting y diseño web, entre otras cosas.

También, incluye llamadas de acción para que incentives el avance del usuario dentro de la jornada de compra.

¿Cuáles son las ventajas de una campaña bien hecha en Google Ads?

Ahora que sabes cuáles son los errores de Google Ads que no debes cometer, estás preparado para disfrutar de los beneficios de una gran campaña.

Al gestionar correctamente esta herramienta de Google y sacar provecho de sus funcionalidades obtendrás diferentes ventajas, entre ellas las 4 que explicaremos a continuación.

1. Grandes resultados a un bajo costo

En Google Ads no gana el que más paga, sino el que mejor gestiona sus anuncios y la campaña en general.

Como ya hemos explicado, una buena campaña es aquella que cualifica el tráfico y genera un bajo coste por clic.

También, gracias a las listas de palabras clave optimizadas, garantiza una exposición privilegiada sin tener que realizar grandes desembolsos.

2. Fácil medición y análisis

Las campañas optimizadas, que siguen objetivos concretos y específicos, siempre son más fáciles de medir y analizar, y las de Google Ads no son la excepción.

Las buenas prácticas en la gestión de esta herramienta garantizan que puedas determinar la rentabilidad de tu inversión.

3. Resultados rápidos

Si desde el principio diriges los anuncios a los usuarios correctos, a través de la programación y listas estratégicas de palabras clave, podrás obtener tus primeros clics y conversiones en cuestión de horas.

Sin duda, Google Ads es una de las plataformas de publicidad digital que garantiza menor demora en alcanzar resultados, siempre y cuando se gestione de forma eficiente.

4. Alcance sin límites ni fronteras

Si aprovechas las herramientas de segmentación y clasificación de Google Ads podrás a llegar a nuevos públicos, lo que es especialmente útil para empresas en fases de expansión o internacionalización.

Al configurar preferencias de idiomas o utilizar términos que predominen en determinados lugares accederás a usuarios de otras latitudes.     

         

Conclusión

¡Muy bien! Ya conoces qué errores de Google Ads tienes que preocuparte por evitar y de qué forma te favorecerá una campaña eficiente.

Para que puedas sacar el máximo provecho de esta herramienta de Google también debes tener a mano datos sólidos sobre los usuarios y tus potenciales clientes, para así clasificar y segmentar tus anuncios. 

Recuerda que ser específico en tus listados de palabras clave y durante la estrategia en general te ayudará a cualificar el tráfico y sacar un mayor rendimiento de cada clic, lo que a su vez significa optimización de la inversión.

¿Te pareció interesante este artículo? Si quieres aprender sobre más aspectos de Google Ads o deseas compartir tu punto de vista acerca de los errores que explicamos en este material, ¡no dudes en dejarnos un comentario!

Este artículo fue escrito por Valentina Giraldo, supervisora de Marketing Internacional en Rock Content.

Facebook
Instagram
LinkedIn
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
0 0 0