Por qué tu audiencia objetivo no lee tu contenido

Tan pronto como las marcas deciden comprometerse con el marketing de contenido, se sumergen completamente en crear el contenido. Tu objetivo es crear tanto como sea posible; no puedes crear una estrategia de marketing de contenido sin contenido, ¿cierto?

Los números respaldan este enfoque. De acuerdo con el informe de referencias, presupuestos y tendencias de 2019 del Content Marketing Institute, la creación de contenido es el área del marketing de contenido que ha evidenciado el mayor incremento registrado en el último año, con un aumento del 56%.

Desafortunadamente, crear contenido no garantiza que tendrá éxito o si quiera que será visto. Con más empresas usando el contenido para llamar la atención de los clientes, se hace cada vez más difícil hacerse notar. En este sentido, el problema no es el contenido que se crea sino lo que haces con él con dentro de tu estrategia de marketing.

Si tu contenido no está generando resultados, el problema puede estar en tu estrategia de marketing y distribución. Aquí te traemos esta guía, en colaboración con 2×3.cl, para que entiendas porqué tu audiencia objetivo no está leyendo tu contenido y cómo puedes mejorar:

Promocionas tu contenido solo una vez

Un error fácil de cometer es sencillamente no promover tu contenido lo suficiente como para que toda tu audiencia lo vea. Entre las zonas horarias, horas de trabajo y algoritmos de redes sociales, es muy fácil que tu audiencia objetivo no lo vea.

Esta es la razón por la cual es importante ofrecer múltiples oportunidades para “encontrar” tu contenido. Implementar un calendario de promoción de contenido en lugar de solo hacerlo una vez puede generar muchísimos más clics en tu contenido.

Compartir contenido varias veces en las redes sociales no solo genera mejores resultados en términos de alcance y participación, sino que también te ahorra tiempo, ya que no tiene que buscar constantemente nuevo contenido y temas de los que hablar. Por ejemplo, el encargado de tus redes sociales puede compartir varios extractos de una nueva publicación de blog a lo largo del día. Aunque los usuarios se conecten y desconecten durante el día, todos los que te siguen tiene la oportunidad de ver tu contenido.

También puedes compartir la misma publicación de múltiples maneras. Por ejemplo, una vez con un extracto de la publicación y otra vez compartiendo el comentario de un miembro del equipo sobre el contenido.

Estás aprovechando solo una fracción de tu audiencia

Otro error, uno que es incluso más común, es solo hacer marketing de contenido nuevo desde las cuentas y perfiles de tu empresa. Sin embargo, tus empleados tienen sus propias redes y círculos en línea, desde gerentes de ventas que tratan con clientes diariamente hasta empleados de recursos humanos que trabajan en desarrollar la marca.

¿Has considerado cuán grande sería el alcance potencial de tu marca si tomas en cuenta las redes personales de tus empleados?

Aquí es donde la promoción de los empleados y el marketing de contenido se apoyan entre sí cuando se planifica estratégicamente. Empieza a alentar a tus compañeros de trabajo que compartan en cualquier lugar relevante el contenido que el equipo de marketing crea.

Dependiendo de la red social, esto podría implicar compartir el contenido en LinkedIn donde los posibles clientes o contactos van a ver el contenido. O quizás signifique compartirlo en Twitter o en grupos relevantes de Facebook. Tu equipo habla con clientes en muchos lugares diferentes, debes procurar que dichas conversaciones estén alineadas a tu estrategia de marketing de contenidos.

No estás utilizando contenido en el embudo de ventas

Finalmente, el marketing y la distribución de tu contenido va más allá de atraer tráfico hacia el contenido nuevo. Una estrategia de marketing de contenido exitosa lleva el contenido correcto al prospecto correcto en el momento indicado. Esto significa que como parte de tu estrategia de marketing de contenido, debes llevar a los nuevos clientes potenciales hacia contenido que satisfaga sus necesidades actuales.

Sin embargo, la mayoría de las empresas no tienen una manera fácil o intuitiva de ayudar a los clientes potenciales a que descubran el contenido que quieren. Lo mismo es cierto para tus empleados externos al equipo de marketing, que pudieran estar usando contenido en su propio trabajo.

Asegúrate de facilitar que cualquiera en la empresa pueda usar el contenido en cualquier momento del proceso de ventas. Esto en parte abarca temas importantes como el uso de proceso automatizados que filtren los correos electrónicos. No obstante, el uso real del contenido en todo el proceso de ventas requiere un cambio más contundentes en la forma en que trabaja tu equipo.

Por ejemplo, un cambio significativo sería la creación de un centro de contenido interno para comunicar y compartir contenido con toda la empresa. Compartir tu último contenido con los empleados y tener una manera de dirigir a alguien hacia el recurso más útil en cualquier momento ayuda a los empleados en sus procesos y su trabajo.

Te puede interesar: ¿QUÉ ES EL INBOUND MARKETING?

Maximiza el potencial de tu contenido

Considerando todo el esfuerzo que se destina a crear el contenido de tu empresa, no hay razón para no invertir en hacer que funcione. Al organizar y simplificar la forma en que tu empresa se comunica en torno al contenido, puedes hacer que sea más un trabajo en equipo lograr que tenga éxito.

Escrito por: Alejandro Mendoza