¿Por qué usar redes sociales para tu negocio?

Las redes sociales se convirtieron en una nueva forma de comunicarnos, en el caso de las empresas generaron un espacio de comunicación más veloz entre empresas y consumidores.

9 de cada 10 mexicanos que tienen acceso a internet están registrados en alguna red social

Las redes sociales son muy ‘útiles para tener presencia, dar difusión de manera masiva y rápida

Es muy probable que al revisar a tu competencia, encuentres que ellos ya están posicionados y que a ti te falta mucho por hacer.

Pero ¿Cuáles son los beneficios de utilizar redes sociales?

Las tarifas en medios tradicionales son muy elevadas, una publicación en medios impresos, anuncio en radio o televisión pueden afectar tu presupuesto y no estás garantizando que a las personas a las que llega realmente se vayan a interesar en tu marca.

Sin embargo, con bajas inversiones en redes sociales puedes llegar a segmentar tanto como quieras a las personas que quieres llegar, además puedes lograr comunicación en tiempo real.

Herramienta de reclutamiento

Si tienes dificultades para encontrar a los perfiles adecuados para tu empresa, internet es un buen canal para atraer talento hacia tu empresa

Alcance y posicionamiento

Las redes sociales te permiten tener mayor alcance, llegar a un mayor número de personas y posicionarte sobre tus competidores.

Interacción con tus consumidores

Una de las oportunidades más valiosas que ofrecen las redes sociales es que puedas comunicarte con tus consumidores, tener acercamiento con ellos y generar lealtad hacia tu marca. Por este medio puedes conocer qué es lo que quieren saber, lo que esperan de ti, lo que no les gusta, lo que valoran de tu marca y todo ese tipo de comentarios son valiosos para tu marca para ser mejor.

Medición

En redes sociales puedes tener información en tiempo real sobre lo que está sucediendo con tu empresa y puedes hacer las correcciones necesarias para optimizar tus resultados.

¿Aún tienes dudas de si usar redes sociales o no? Podemos asesorarte

Escrito por: Tereza Mayer