Stranger Leads: 3 frases de la serie de Netflix para explicar por qué tus leads no convierten

Stranger Leads: 3 frases de la serie de Netflix para explicar por qué tus leads no convierten

Stranger Things es un fenómeno de Netflix, la plataforma de streaming de películas y series. Con 2 temporadas ya disponibles, acumula seguidores de diferentes edades: desde adolescentes hasta nostálgicos de los años 80. Tiene personajes memorables, una historia envolvente, y diversas referencias del mundo pop que divierten a quien asiste el show.

Si eres fan de la serie, seguramente conoces las 3 frases que elegimos mencionar en este artículo para explicarte por qué tus prospectos no están convirtiendo en ventas. Si no has visto toda la trama, no hay que preocuparse: el texto no contiene spoilers para los que no vieron la segunda temporada. Así que.. ¡disfruta de la lectura!

1) “Friends don’t lie” | Los amigos no mienten:

La más famosa entre las épicas frases de la serie contiene 4 de las 246 palabras dichas por Eleven (Millie Bobby Brown) durante toda la primera temporada. Y puede sonar obvio, pero es una lección valiosa en la relación de las empresas con clientes potenciales.

Si vendes algo diferente de lo que realmente tienes para ofrecer, vas a gastar mucho más tiempo intentando convencer a alguien de comprar una cosa que no quería desde el principio. No suena muy inteligente, ¿verdad? Pero desafortunadamente pasa a menudo en el mercado.

Se totalmente honesto con respecto a los beneficios de tus servicios, y el resultado será la construcción de una relación basada en la confianza, además de referencias de clientes satisfechos.

En su libro “Marketing 4.0” Philip Kotler habla sobre el marketing de la comunidad, co-construido con los consumidores. Él menciona el hecho de que el contenido generado por otros usuarios tiene una autoridad mucho mayor que el marketing que presiona a la compra, y por eso sugiere que las empresas cada vez más se “alien” a los propios clientes para generar más ventas.

Es necesario, sin embargo, ser consciente de los riesgos: controlar una comunidad puede ser bastante complicado ante una crisis. Así que la mejor manera de evitar problemas es seguir una regla muy básica: ofrecer verdaderas soluciones a tu público, sin engaños, y cumplir con tu promesa. Afinal, amigos no mienten.

 

2) “I am the monster” | Yo soy el monstruo:

Al final de la primera temporada Eleven reflexiona sobre todos los acontecimientos y concluye que el hecho de que ella abrió el portal al mundo invertido sería la raíz de todo, lo que por consiguiente la convertiría en el verdadero monstruo de la historia.

Todos estamos de acuerdo en que la niña fue pesada con ella misma, pero lo que vale aquí es el ejemplo de la reflexión que ella hizo sobre sus propias actitudes para llegar a la conclusión de cómo resolver el problema que enfrentaban.

En otras palabras: si tus leads no están convirtiendo, deja de buscar sólo factores externos para ello e intenta identificar también internamente cosas que pueden estar contribuyendo con la falta de efectividad.

“Mi público objetivo no está en las redes sociales” o “la gente ya no lee correos electrónicos” no pueden ser excusas.

¿Tus vendedores están entrenados para dar seguimiento a los prospectos que llegan todos los días? ¿Cuánto tiempo tardas en llamar a un interesado en tus servicios? La gente puede perder el interés mucho más rápido de lo que imaginas, y tus competidores pueden ser mucho más veloces que piensas.

Organizar los datos también es fundamental para garantizar la conversión. ¿Todavía no tienen un CRM (o sea, una plataforma de gestión de relación con los consumidores) implementado? O bien, el clásico: el CRM está ahí, pero ¿nadie realmente lo utiliza?

Creeme: estos detalles hacen total diferencia a la hora de convertir prospectos en ventas. ¡Tenlo en mente!

3) “She is our friend and she is crazy” | Ella es nuestra amiga y es loca:

En la primera temporada la frase icónica es dicha por el personaje Dustin (Gaten Matarazzo) cuando Eleven llega para salvar a él y su amigo Mike (Finn Wolfhard) de dos chicos malvados.

La analogía con tus leads aquí va un poquito más lejos que las dos anteriores: la idea es que para convertirlos hay que protegerlos, cuidarlos, “pelear” por ellos.


¿Sabías que existe una teoría de que, en general, se necesitan al menos
6 puntos de contacto entre la empresa y el prospecto para que se convierta en un cliente?

Esto significa que abandonar el lead después de enviar un correo o llamar una única vez puede ser un error terrible que está obstaculizando el rendimiento de tu empresa.


CONCLUSIÓN

Convertir prospectos en clientes es una tarea que exige dedicación y la habilidad de relacionarse con el público objetivo.

Las lecciones que llevamos de estas 3 frases de la serie del momento de Netflix son las más sencillas, pero que en la práctica no siempre pasan: hay que estar atento al mensaje para que sea claro y verdadero, mirar hacia dentro de la empresa para saber qué procesos podrían estar afectando y disminuyendo las tasas de conversión, y por fin no desistir de los leads luego en el primer contacto.

Hay que construir una relación sólida, educar los prospectos para que entiendan la importancia de contratar tus servicios, y garantizar que los que conviertan estén satisfechos.

En SpicyMinds, nuestros expertos certificados en Publicidad Digital te pueden ayudar a generar prospectos más calificados, además de que nuestros consultores pueden apoyarte con consejos para mejorar tu proceso de seguimiento y así generar más ventas. ¡Agenda una cita gratis en este enlace!

Escrito por: Letícia Gonçalves

Facebook
Instagram
LinkedIn